23 agosto 2008

desperdicio de sueños

Me había encontrado con la sorpresa de que mi zapato tenía una gran plasta de caca, mis años de veterinario me informaban que clase de animal había dejado esa huella en mi zapato; alcé una ramita que crujió de dolor cuando por descuido se atravezó en mi camino, y tomé una muestra con ella del intruso pestilente.
mm, tenía diarrea pensé, esa consistencia no era normal, debía haber comido algo que le hizo dáño.

Me di cuenta de algunos trocitos verdes no digeridos, envueltos con la masa, tratandose de ocultar de mis ojos, tuve entonces que dejarlos al descubierto con un remedio tactíl. Era una ebra vibrosa que se escabullía con el lubricante diarreico.

Cuando desperté de mi sueño aventurezco con ese peculiar animal, noté que en mi pensar había recorrido la casa de un lado a otro con huellas olorosas, pero con una imagen sumamente aterradora.

Estaba ahí mirandome infinitamente a lo largo y ancho de la casa, sentía que me hablaba, sus voces dispersas me gritaban, yo pisaba con cuidado entre ellas, pero entre más caminaba más se reproducían, estaba encerrada en mis propios pasos sin posibilidad de salida.

Me quité el zapato y lo aventé contra el espejo, salto en mil pedazos; era un virus que se reproducía con cualquiera de mis movimientos, me senté en un ricón, abrazando las rodillas y balanceandome para tratar de olvidar mi entorno, pero las voces me distraían y me hacían aritmico el balance.

el piso se desdobló en la hoja de papel de mi personaje aterrado, la hice bolita y la lancé al bote de basura más cercano,mi puntería había mejorado notablemente, pero el papel cayó fuera pues el bote estaba rebosado de errores.

Fui por una bolsa para echar todas las hojas desperdiciadas, pero empezó a crecer un árbol podrido en el bote, las hojas trituradas se elevaban retorcidas formando la carne podrida del árbol, la última de ellas que había caído en el suelo, se la había llevado Ringo, el causante del virus que me acosaba en mi casa.

4 comentarios:

Hulde Ayala dijo...

aaah pues como sueño no es ningun desperdicio, es una colosal imagen digna de cinematografía.


saluditos!!

Shadow Walker dijo...

ay, tanto tiempo sin pasar a visitar y saludar.. y me encuentro con un post que habla de caca..
jajaja.. eeew!

Alberto dijo...

Ningun sueño es un desperdicio, de todos se puede sacar algo...

Un abrazo!

MANDALAS POEMAS dijo...

Hola, cordial saludo desde Barranquilla, Colombia. Es un verdadero placer visitar tu espacio. Aprovecho para invitarte al mio: www.mandalaspoemas.blogspot.com

Un abrazo,

Víctor

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NoDerivs 2.5 License.