02 junio 2009

busqueda de talento

En lo que va del año 2009 ¿Cuánto hemos gastado los mexicanos en conciertos internacionales importando música? (específicamente músicos ingleses).
Es interesante saber que desde finales de los 60`s ya existía una invasión británica por todo el mundo; todos hemos coreado sus inquietudes y admirado sus propuestas; siempre hemos volteado a Inglaterra para saber qué es lo que está sucediendo en cuestión musical.
¿Será por los diferentes apoyos del gobierno Británico a la música? Por medio de programas; como por ejemplo la lotería; Inglaterra destina un porcentaje al desarrollo de la música o de la calidad de su historia musical. Generaciones y generaciones de excelentes músicos que tienen que ofrecer algo nuevo y buscar por cada rincón del mundo algún elemento interesante para enriquecer sus proyectos innovando para poder sobresalir.

Esto no es una comparación con México, pues resultaría ilógico. En los años 60´s teníamos excelentes bandas que no sólo conseguían un sonido de vanguardia, sino también su actitud era digna de ser nuestros voceros, llevaban la batuta del rock de todo un país.

Bandas como los Dug-Dug´s, La División del Norte, El Ritual, Tinta Blanca, esta última muy comparable con cualquier banda inglesa o italiana de rock progresivo de esa época.

Los buenos covers de Los locos del Ritmo, manifestaciones artísticas en los suburbios, un mal gobierno para variar contra el cual podría uno encontrar el pretexto idóneo para manifestarse; parecía ser un panorama perfecto, generaciones y décadas garantizadas de buenos músicos tratando de superar estas aportaciones.

Era el comienzo de algo, la música se hereda no sólo por genes sino también por los oídos.

Teníamos infinidad de bandas creando un sonido influenciado por las mejores bandas del momento; Carlos Santana, mexicano, era un ícono mundial y se mantenía dentro de los mejores festivales del mundo alternando con músicos de la talla de The Grateful Dead, Jefferson Airplane, Eric Burdon, Buddy Miles etc.…Tuvo también colaboraciones con grandes músicos del blues como John Lee Hooker, Herbie Hancock etc.… Eran influencias directas de toda esa oleada británica musical que se respiraba en aquella zona del planeta en esa mágica época.

En México la oportunidad se vislumbraba con esa joven generación que se encargaría de demostrar que México alzaba la mano para impulsar nuevas propuestas. Tuvimos nuestro Woodstock en el 71 con nuestro famoso Avandaro (recomiendo el capitulo dedicado al festival en el libro “La contracultura mexicana y la crisis del Estado patriarcal” del investigador Eric Zolov,

Aquella música tenía mas fuerza no sólo por el nivel de competencia; también existía el desacuerdo político y un hambre por aprender las raíces de todas las culturas posibles; era un buffet de propuestas con sabores y tonalidades infinitas. No hay nada mejor que los acordes de una guitarra, acompañadas de flautas transversas, un órgano Hammond y un desfile interminable de instrumentos de todo el mundo.

Aún persisten los malos gobiernos pero….
Errores humanos como el caso del festival Altmont del 69, ocurrido al norte de California; delante de cámaras y de cientos de personas “los Ángeles del infierno” era un grupo de motociclistas encargados supuestamente de la seguridad del festival; quienes aceptaron el trabajo por unos cuantos dólares y cerveza, no tardaron los disturbios mientras comenzaban a tocar los Rolling Stones la gente enloqueció y el equipo de seguridad al sentirse amenazados por Meredith Hunter, un chico de 18 años que portaba un arma, lo mataron a cuchilladas por supuesta defensa propia. A este triste episodio muchos le llamaron el final de la época Hippie, apenas 4 meses después de Woodstock y poco a poco perdió su fuerza ese movimiento mundial que tanto nos apasionaba.

Desde entonces los medios de comunicación comenzaron a satanizar la expresión artística y bajo esa presión muchas de las grandes casas Discográficas empezaron a concentrar sus esfuerzos en sacar productos de plástico, covers y mas covers (de los dañinos), canciones que nacieron en los barrios de Inglaterra y San Francisco, y con un cover aún mantienen familias en México ¿cómo es eso?

Con esos covers malos, como casi todos los que se hicieron en México, por muchos años después, cantantes mexicanos aún en día se presentan en el Auditorio Nacional cantando “popotitos”, viven de eso y sus hijos siguen sin aportar lo mas mínimo.

¿Ese hueco que se generó a quién se lo reclamamos? ¿Al director de esa Casa Disquera? ¿Al mismo cantante de “popotitos” y a su hija? Eso es lo que suena en nuestra radio… porque es NUESTRA radio, aunque nos de pena decirlo.

¿Al monopolio español de la radio en México?
¿Al nulo interés del gobierno por la cultura en México?

Yo aún así he encontrado muy agradables sorpresas y mucho talento no en el radio, ni en la t.v. Lo he encontrado en las escuelas de música serias como, La Escuela Nacional de Música, El Conservatorio Nacional, El Centro Cultural Ollin Yoliztli, el conservatorio de las Rosas en Morelia etc.…en salas de conciertos con escaso publico, plazas publicas y festivales, ahí donde se forman nuestros músicos y donde día día hacemos nuestro trabajo de buscar verdaderos talentos nacionales.

También existe una mala influencia musical por el canal de videos de MTV, esos videos que ponen repetidamente lo peorcito de EUA tratando de exportar música.

¿Dónde quedaron las buenas bandas?

Conozco varias en la escena independiente a lo largo del país y sigo buscando más desesperadamente.
Hablar de ese hueco musical que se siente hoy en nuestro país y en gran parte del mundo es triste; así como la falta de interés del artista por las situaciones del mundo, nunca faltan las canciones de moda pero como propuesta seria, no aportan nada.

El día en que G. Bush invadió un país injustificadamente delante de todo el mundo, fueron muy pocos los artistas que manifestaron oportunamente su desacuerdo y muchos fueron los que lo criticaron años después donde ya existían miles y miles de muertos.

Los músicos necesitan tomar su fuerza de las raíces, de su cultura, de las injusticias sociales, así como dejar de callarse lo que todos vemos día con día en nuestro país.

Con argumentos y conocimiento tendrían que construir un nuevo panorama en un terreno inexistente, el artista es el verdadero representante de los mexicanos, NO los políticos y mucho menos un gobierno que no apoya la cultura como el nuestro.


Alejandro Ochoa
Productor
Philharmoon Records

3 comentarios:

Jorge Segoviano dijo...

buen ensayo.. me ha gustado...

aun asi creoq eu los problemas de la música mexicana... especificamente del rock... especificamente a nivel creativo... se dan por el exceso de influencia de la música de EU.

no me cuento entre los que crean música en este pais, pero si entre quienes la consumen en exceso... y la oferta es tanata... pero tan pobre a la vez, que a uno se le olvida eso de "apoyar lo nuestro"

Saludos Caiguar!

voip services dijo...

buen ensayo.. me ha gustado...

honeymoon package maldives dijo...

Thanks i like your blog very much , i come back most days to find new posts like this.

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NoDerivs 2.5 License.