08 noviembre 2007

Y sí...

¿Cómo se escoje? estoy en esos momentos patéticos en los que tengo que escoger y me causa delirios existenciales. Control!!, siempre tengo que tener el control de las situaciones para no caer en la frustraxión, en el trabajo, en la escuela, en las relaciones publicas, en mis sueños, en la convivencia, en mi pareja...
Y sí me dejo fluir?, no puedo... no puedo y si pudiera... me gustaría?
yo elegí tomar el control y ahora me encuentro en el momento en que todo se me pone en bandeja de plata y yo no lo escogí, dónde tengo que corregir mi imagen, tengo que ser yo pero con brillo superficial.
No, no, no... Me gustaría seguir fluyendo y trazar la tierra fertil con mis aguas, hacer florecer el prado a mi paso, construir los castillos con los ladrillos que yo moldeo con la humedad y la tierra.
Control... cuando no siempre funciona y los ladrillos se convierten en arena el ganado se enferma y la tierra se vuelve árida.
si no es como yo quiero, me tengo que conformar o seguir luchando, enterrar la espada o enterrarmela a mí, cual será la sangre más fertil que tenga que brotar para reverdercer el campo otra vez.
Mejor seguiré escupiendo hasta que tenga que escupir la lengua, pero nunca dejar de cortarme las manos con la rienda que sujeto mientras la pueda sujetar.
tal vez tendría que ceder un poco, sólo quizá.
y sí me transformo en cucaracha, que mejor; voy a sobrevivir a la catastrofe mundial y no importa si los prados nunca vuelven a ser igual.

8 comentarios:

looser_0274 dijo...

Control ???
De que sirve si no eres tu realmente.
Creo que debes hacer lo que quieras y necesites hacer para sentirte bien y viva.
Obviamente respetando el espacio ajeno.
Un besote a mi hormiga callada.
R.

Hôichi dijo...

Es qeu el control nunca es una buena idea, en ninguna faceta de la vida, lo digo por experiencia, yo ya no planifico ni controlo nanda. Me dejo llevar. Pero bueno, no soy nadie para dar consejos, de hecho odio dar consejos.

besitos

Cherrycola dijo...

si, controlarse, pero, al final de cuentas uno siempre termina en descontrol!!

Borrego dijo...

La vida en sí es una montaña rusa, no podemos controlar las vueltas y las caídas, pero sí podemos elegir disfrutar del paseo, vive, que lo demás caiga en su lugar por su propio peso.

Borrego dijo...

Ah, y por algo hay un dicho, que si quieres hacer reír a Diós, cuéntale tus planes.

itoitz dijo...

El control es incontrolable en si mismo.

Sandra Becerril dijo...

De qué sirve sobrevivir a la catástrofe si no se puede vivir en realidad? Tal vez ceder un poco... pero sólo un poco nada más porque luego nos toman la medida... Has aquello con lo que te sientas mejor y más cómoda...

Besos!

mundaca dijo...

deja que la vida suceda

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NoDerivs 2.5 License.